6 jul. 2017

Galanes de cine









A principios de los años noventa, se procedió al derribo de un antiguo cine de Dos Hermanas, que había sido adquirido por el Ayuntamiento para su transformación en Teatro Municipal.
En dicho cine fue encontrada una extensa colección de carteles y fotogramas de películas proyectadas entre los años 60 y 80, que fueron almacenados en dependencias municipales.
En la Biblioteca Pública Pedro Laín Entralgo se comenzó en marzo del 2006 un proceso de inventariado, limpieza, digitalización y catalogación de la colección de carteles existente, encontrándose preparados  actualmente unos 7000 carteles que pueden consultarse en formato digital en el catálogo de la Biblioteca disponible en:


Desde la biblioteca hemos seleccionado una muestra de carteles y de fotogramas que repartidos entre la biblioteca y el centro cultural “La Almona” conforman la exposición:”Galanes de cine”.

Con esta exposición nos gustaría hacer un pequeño homenaje a los guapos de antaño, esos galanes de las películas de las décadas de los años 60 a los 80 que robaron el corazón a las mujeres de aquella época, evidentemente no están todos los que nos hubiera gustado, nuestra colección es limitada, seguramente en el recuerdo del público asistente permanezcan muchos más.

30 jun. 2017

Guía de Lectura XII Encuentro de Literatura Fantástica

Os dejamos aquí la guía de lectura de las obras, ya disponibles para préstamo en la biblioteca, de los escritores que participarán en el XII Encuentro de Literatura Fantástica 2017 "Fantástica Historia", los días 6 y 7 de octubre.



26 jun. 2017

Una sala que pocos conocen






Existe un lugar en la biblioteca que pocos conocen, se trata de la sala que guarda la colección de carteles.

Se encuentra en la primera planta y está amueblada con mobiliario de madera de haya diseñado para albergar este tipo de documentos no tan habituales en las bibliotecas. Los muebles se asemejan a cómodas de cajones no muy altos en los que reposan,  sin doblar, nuestros carteles que previamente han sido restaurados, digitalizados y catalogados.

Nuestra colección está integrada por unos siete mil carteles de cine de los años 50 a 90. Procedentes del antiguo cine Español,  que se encontraba en donde hoy se ubica el Teatro Municipal. También disponemos de  una colección de unos 300 carteles locales de los años 70 a la actualidad de diversa temática.

En esta sala también guardamos unos mil fotogramas de distintas películas.
La sala se encuentra casi siempre cerrada y a la misma sólo accede el personal de la biblioteca, generalmente para  seleccionar carteles para exposiciones.

En estos días nos encontramos organizando una sobre galanes de cine que se instalará en la Sala Cultural “La Almona”, hemos aprovechado para hacer algunas fotos de este lugar de la biblioteca un tanto desconocido.



23 jun. 2017

Noche de brujas



Esta noche se celebra la mágica noche de San Juan. Recordamos con cariño especial las noches de San Juan celebradas en la hacienda de Quintos, gracias a todos los que hicisteis posible aquellos encuentros multitudinarios en torno a los cuentos, el fuego y la magia.
 

16 jun. 2017

El club de lectura “Zenobia” comenta “La ternura de los lobos” de Stef Penney

Imagen vía Trota Libros


Él me sonríe de ese modo tan suyo: es como un cuchillo en mi corazón que no me arrancaría por nada del mundo”

Da gusto terminar el curso con una lectura como esta, un libro de los que dejan huella y que nos ha propiciado una feliz tarde llena de comentarios, como dijo una lectora del club manantial, que también lo ha leído -es de estos libros que te hacen olvidar todo lo que te rodea, desaparecen los muebles que tienes alrededor, la tele, el ordenador, incluso las personas y te sumerges completamente en la historia hasta el punto de que cuando lo cierras, añoras a los personajes y es como si de alguna forma te llamasen-. 

Esta tarde  todos quieren participar con sus comentarios y en algunos casos las palabras brotan alborotadamente desde el corazón porque hay qué explicar, preguntar, opinar y debatir sobre muchos temas: ¿Cómo evoluciona el personaje de la Sra. Ross? ¿Qué diferencias encontramos entre la forma de comportarse de los nativos y de los colonos? ¿Qué sentimientos albergaba Parker? ¿Cuáles eran las verdaderas motivaciones de los distintos personajes? ¿Quién es Medio Hombre?
¿Qué pasó con la otra niña perdida? ¿Quién mato a Laurent Jammet y porqué?

La historia está narrada a dos voces, la del narrador en tercera persona y la de la Sra. Ross en primera persona, más intimista, psicológica y ahondando en detalles, en cuanto a los escenarios, por una parte tenemos el poblado de Dove River fundando por los pioneros escoceses en el noreste de Canadá, la comunidad religiosa noruega asentada en “Los campos del cielo” y el misterioso fuerte Hannover, cada uno de estos tres lugares tiene sus propios personajes que en total sobrepasan la treintena y que con mayor o menor protagonismo guardan una historia.
Por otra parte está el camino, un viaje por bosques, tundra, tormentas de nieve, ventisca y espacios desiertos en los que en las noches se escucha el aullido de los lobos. El camino es un importante escenario en la novela casi omnipresente,  y al mismo tiempo es un  elemento a tener muy en cuenta a la hora de entender la evolución de algunos personajes en los que el viaje es un elemento determinante en sus vidas: Donald Moody, el joven que está iniciando su vida laboral en la Compañía, que cree estar enamorado de  Susanah cuando es a María a quien ama, Thomas Sturrock en su búsqueda de personas desaparecidas y de la supuesta escritura india, el joven Francis quien viaja para vengar una muerte, Parker al que parce que mueve un fin económico, Jacob como protector de Donald, Line, la joven viuda que viaja para buscar una vida con su amante, la propia Sra. Ross, quien emprende el viaje a inicios del invierno para buscar a su hijo y encuentra en su viajar sentimientos inesperados.
Los lectores iniciamos con todos ellos nuestro personal viaje por la Canadá de aquella época, nos hacemos “compañeros de invierno” y llegamos a sentir el frío y  también el dolor como en las escenas que  rememoramos porque  nos han impactado de manera especial: Elizabeth Bird lanzándose al rio helado para recuperar el cadáver de su marido, Line abandonada en el bosque con sus dos hijos pequeños mientras se va haciendo de noche y aúllan los lobos, Francis hundiéndose sin remedio en el lodazal, el episodio final en la cabaña de las pieles digno del mejor western.

Coincidimos todos en la fortaleza de carácter de los personajes, ¿serán ellos los verdaderos lobos que muestran en ocasiones la ternura?

Algunos lectores comentan que algunas de las historias que incluye el libro son un tanto escurridizas y no acaban de concluir, al hilo de este comentario parafraseamos lo comentado a propósito de esta obra en el blog El placer de la lectura:
Un relato denso, oscuro y nervioso, pero a la vez vivo, humano e imperfecto. Esa imperfección atropellada que percibimos en la novela es quizá su mayor atractivo, pues parece que se nos escapan los detalles, que tenemos que releer párrafos, que volver páginas, pero no, no hace falta, todo estaba bien escrito y al repasarlo lo captamos mejor. No es la escritora quien ha cometido los errores, es nuestro ansia y deseo de saber más el que nos traiciona. Eso es la vida real y su frescura, y así nos la trasmite la narración.”

El club se despide hasta septiembre comentando las lecturas programadas para el próximo curso.

¡Feliz verano y muchas gracias!    

Carmen Gómez (coordinadora)    

9 jun. 2017

El club “Manantial” comenta “Rosa cándida” de Audur Ava Olafsdóttir



Ningún día es como cualquier otro, literalmente todo lo relativo a las labores paterna es nuevo para mí.”

En la última reunión del curso del club Manantial celebramos cumpleaños, fin de curso, llegada del verano y planes ilusionantes,  como el proyecto de Beli y Pepa, nuestras enfermeras, que recorrerán parte del camino de Santiago con mujeres que han padecido cáncer de mama.
El ambiente que se respiró en la reunión fue festivo, muy participativo y algo alborotado.
La novela comentada dio de sí mucho más de lo esperado y los temas tratados por esta autora islandesa resultaron mucho más cercanos a todos de lo que en principio creímos: embarazo no deseado, pérdidas de seres queridos, madurez personal, crianza de un bebé, toma de decisiones vitales, sexualidad, amor y enamoramiento. Todos los participantes del grupo se manejaron bien con estos ingredientes conocidos.

Inicialmente, nuestros expertos lectores analizaron la novela en sus aspectos formales calificándola como de lectura sencilla, escritura lineal y de temática un tanto intimista.
Luego pasamos directamente al tratamiento de los temas y al análisis de los personajes.

Nos centramos sobre todo en el protagonista y narrador, el joven de veintidós  años Arnljótur, quien decide abandonar su casa, a su hermano gemelo autista y a su octogenario padre para marchar a un monasterio en un país extranjero con el proyecto de rehabilitar una famosa rosaleda. Nuestro protagonista deja además atrás una hija, Flora Sol,  de pocos meses “fruto de un instante de estupidez” engendrada con la  amiga de una amigo a la que apenas conocía.
El detonante de esta drástica decisión es la reciente muerte de la madre en un accidente de coche.
Arnljótur narra en primera persona no sólo la acción que transcurre en el presente, también nos hace partícipes de sus recuerdos, de sus temores, dudas y deseos y todo ello nos hace empatizar con este personaje, comprenderlo, estimarlo  y en algunos casos arrojar sobre él una compasiva mirada maternal.

La madre muerta está presente como otro personaje más, casi omnipresente ya que tanto el protagonista como su padre  la recuerdan, practican sus recetas de cocina y procuran actuar según sus preceptos. Coincidimos todos en lo conmovedora que resultó la escena de ella muriéndose, tras el accidente, pero hablando con su hijo por teléfono intentando transmitirle normalidad al tiempo que se despide, entre líneas de él. No podemos pasar por alto el detalle de la dedicatoria que la autora hace a su madre. Tampoco el hecho de  en el siete de agosto Flora Sol naciese y fuese también la fecha del cumpleaños y muerte de la madre, “demasiadas casualidades son imposibles, quizá una pero no tres”.

Otro personaje que nos lleva al  debate es Anna, la madre de Flora Sol, quien decide tomarse un respiro en la crianza de su hija para dedicarse a estudiar y por ello va en busca de Arnljótur para que ejerza de padre y ella pueda dejarle la niña. ¿Es lícito que la madre de un bebé se tome unas vacaciones en la crianza? Posturas a favor y en contra se argumentan con pasión.
Es este hecho, la aparición de Anna con la niña, aproximadamente a la mitad de la novela, lo que da un giro a la historia de nuestro protagonista que se asoma a la paternidad como quien se asoma a un misterio, algo absolutamente desconocido.

Comentamos mucho acerca del cambio y evolución de nuestro protagonista, los lectores del grupo se implican, Curro, la única voz masculina esta tarde, comenta que el hecho de fuera una niña facilita las cosas,  las hijas despiertan una ternura especial en los padres. Valme confiesa que fue mamá muy joven y que su pareja. que también tenía veintidós años como nuestro protagonista,  demostró ser un padre ejemplar por lo que la relación entre el joven Arnljótur y su hija es absolutamente creíble.
Hablamos también de rosaledas, nos preguntamos en qué país se encontraba el monasterio de la historia y la famosa rosaleda.
Terminamos la reunión con las palabras que  Mª Elena había escrito en el cuaderno viajero y con su dibujo de la rosa cándida, esa flor que acompaña al protagonista en su viaje y que era el orgullo del invernadero de su madre.
Hemos cerrado curso con un libro que trata “de Cuerpo, muerte y rosas”, como dijo el padre Tomás, el libro de una autora islandesa.
La coordinadora del grupo  pasa el listado de libros que leeremos juntos en el próximo curso y el club, que a lo largo de tantos años de lectura juntos ha anudado lazos de amistad,  se muestra muy agradecido. Nos despedimos felices. La próxima reunión: el 19 de septiembre.




22 may. 2017

Cuentos en el Palacio de Alpériz




El martes 23 de mayo a las 18 horas celebraremos una sesión de cuentos para adultos en el palacio de Alpériz, los cuentos correrán a cargo de Alicia Bululú.

Y la visita guiada e introducción histórico –artística  sobre el palacio correrá a cargo del historiador Jesús Barbero , quien nos ha cedido varias imágenes con las que ilustramos esta noticia.

17 may. 2017

Mientras tuvimos alas de Cobos Wilkins


"Este libro es como mi vida" Pilar ( Integrante del Club)

Ayer nos reunimos para comentar el libro de Juan Cobos Wilkins "Mientras tuvimos alas". Todas coincidimos en el lirismo de la misma y en el buen sabor de boca que les dejó su lectura. Ésta nos hizo recordar nuestra infancia en una Andalucía sofocada por el calor y recogida en las tardes de interminables siestas, de juegos y castillos de arena en las playas del litoral oeste andaluz y de esa luz sepia que recubre la mayoría de nuestros recuerdos. 

En el libro se abordan cuestiones existenciales, de madurez, de rememoración y del paso del tiempo, así como una gran sensibilidad paisajística en las descripciones. Todas han disfrutado de la historia y se han reído con las aventuras del protagonista, el niño Arcadio. 

Comentamos las similitudes con el tipo de escritura y el contenido en la novela de Mendicutti "Fuego de marzo", además de comparar la historia con el primer libro de la trilogía de Corfú de Gerald Durrell "Mi familia y otros animales".

Emplazamos la siguiente reunión para dentro de cuatro semanas, con la lectura de la novela póstuma del único premio Nobel australiano Patrick White, "El jardín colgante".

28 abr. 2017

Encuentro con Antonio Rodríguez Almodóvar




La tarde del martes, 25 de abril, nos visitó el autor Antonio Rodríguez Almodóvar con la finalidad de encontrarse con los lectores de los clubs de lectura Zenobia y Manantial que habíamos leído su libro “Si el corazón pensara”.
En las reuniones de los clubs de lectura siempre surgen preguntas que sólo podría  contestar el autor, por eso para nosotros se trataba de una ocasión especial y efectivamente así fue, no solo por poder tenerlo delante, sino por tratarse de Antonio, una persona cercana, sencilla, culta y con esa chispa de humor que poseen los seres inteligentes, un humor muy nuestro puesto ya de manifiesto en la feroz sátira que de la España de posguerra y de la dictadura franquista lleva a cabo en su libro.

Antonio llegó a la estación de Dos Hermanas a las 17.30 y se recreó en recuerdos de su infancia mientras nos acercábamos a la biblioteca por la calle Ntra Señora de Valme, antigua calle Real,  por la que deambuló su padre en muchas ocasiones, ya que el padre de Antonio Rodríguez Almodóvar estudió en un colegio de Dos Hermanas de principios de siglo XX. A la hora prevista llegamos a la biblioteca en donde compartió merienda con los lectores que ya lo esperaban, se mostró muy ilusionado con la taza que le regalamos en la que rezaba: “Club de lectura de Dos Hermanas”

 La reunión resultó amena, entrañable y enriquecedora, nadie se cortó un pelo a la hora de preguntar, de comentar, de cotillear, de opinar,  todos participamos y el autor estuvo más que generoso, espléndido,  nos regaló confidencias y algunos libros suyos para la biblioteca, estuvo muy cariñoso con sus personajes,  se mostró buen conocedor del contexto histórico y muy amable con su público: los lectores de estos dos clubs de lectura que se sintieron muy cercanos a él en vivencias y forma de ver las cosas, tal vez porque Antonio es de Alcalá de Guadaira, porque lo que cuenta en su libro nos suena a todos y porque pertenece a la misma generación de muchos de los lectores de estos clubs.

Una preciosa tarde para celebrar la festividad del libro que no olvidaremos.

¡Muchas gracias, Antonio, hasta la próxima y sigue escribiendo que nosotros continuaremos leyéndote!

Carmen Gómez (coordinadora del club)

19 abr. 2017

La rubia de ojos negros en el club de Ana



Ayer se reunió el club de lectura de Ana para comentar "La rubia de ojos negros" de Benjamin Black  un libro especial ya que Black (Banville) recoge el encargo de los herederos de Raymond Chandler de resucitar al detective Philip Marlowe. Es una novela negra clásica, en la que se puede respirar el humo del tabaco que los personajes fuman y aspirar el olor del whisky irlandés. 
Recomendamos desde el club esta fabulosa e impecable novela, que a algunas integrantes gustó más que a otras, no hubo quorum. Es ágil y sin embargo tiene mucha clase. Los diálogos, la manera de describir las escenas, los personajes... Cada capítulo es parte de un todo que resulta fabuloso. Imprescindible para los amantes de este clásico género literario. 

Emplazamos la próxima reunión para mitad del mes de mayo con la lectura de "Mientras tuvimos alas" de Juan Cobos Wilkins.

22 mar. 2017

El club de lectura “Zenobia” comenta “Un largo sueño en Tánger” de Antonio Lozano


Ahora, escuchar lo que los demás dicen delante de mí pensando que lo hacen a mis espaldas se ha convertido en una tortura”

Cuando iniciamos la lectura de este libro no nos podíamos imaginar que fuera a dar tanto de sí, y es que tres mujeres de este club vivieron en su infancia en Marruecos y conocieron de primera mano la realidad de los españoles en el protectorado.
Los comentarios del grupo, en este sentido, coinciden plenamente con los del autor, el bienestar y confort de los españoles en la colonia no tenían nada que ver con una España pobre y atrasada.
-         Allí teníamos criadas, frigorífico,  lavadora y cocina, pero cuando nos vinimos a España, mi madre tuvo que lavar la ropa a mano y guisar en una cocina de leña, por supuesto de criadas, nada. – comentaba una de las lectoras.
-         ¿Cómo no iban a vivir bien los españoles allí, si tenían a los moritos como esclavos?-
Las anécdotas y las historias se van sucediendo y el debate sobre el colonialismo, que tan presente ha estado en otras reuniones, vuelve a resurgir con fuerza.
Isabel y Alberto, el matrimonio español residente en Tánger protagonista de nuestra historia, es un claro ejemplo de la vida de los españoles allí, viven acomodadamente, con criada, alimentos frescos y de calidad a bajo precio, buenos colegios para sus hijos y con un círculo de amistades reducido a otros españoles que se encuentran en la ciudad. La población autóctona no tiene nombre, ni rostro ni historia, son simplemente “los moros”.
Sería a raíz del accidente de Isabel y del coma, que la mantuvo varios días escuchando lo que decían los demás sin que ellos lo supieran, cuando se produce una revisión profunda de la vida pasada y una toma de conciencia de la realidad que la envuelve.
Pero más allá del contexto histórico y social, la novela nos cuenta una historia, la de la liberación de Isabel de un marido tirano y maltratador.
Nos comenta uno de los lectores que el personaje de Alberto, el marido, es tan importante como el de Isabel ya que sin esta figura no hubiera habido argumento, todo lo que pasa se debe a él. Sin embargo, a  algunos este personaje les resulta algo desdibujado ya que sabemos que es un hombre acomplejado y malvado, pero el autor no acaba de dejar claro que es lo que le ha llevado a ser así.
Respecto a Isabel, es un personaje que evoluciona y cambia, consigue romper con su vida anterior ¿gracias a qué? ¿A su enamoramiento de Paco? ¿A su edad? ¿Al accidente sufrido? ¿A las verdades que escucha cada día de Amina, su criada? ¿A lo que escucha de sus hijos que la hacen ver el sufrimiento que les ha acarreado al soportar al padre maltratador?
Podría ser un poco de todo, si bien algunas lectoras comentan que lo del enamoramiento de Paco sobra en la novela y que ese personaje está de más.
Comentamos acerca de la hipocresía que envuelve las relaciones “el aceite que lubrifica las relaciones sociales”, Isabel confiesa que tuvo que desaprender muchas cosas para poder entender y ser ella misma, entre estas cosas está la mentira “desde niños nos incitabais a mentir. Nos modelabais los sentimientos…..la doblez era la norma suprema en vuestras relaciones sociales”.
Los personajes de Amina y Yimo son fundamentales también para entender el cambio, Yimo hace ver a Amina las cosas desde otro punto de vista, ella es un ser humano con nombre, no tienen porqué llamarla con una campanita, tampoco tiene que comer encorvada e un viejo taburete en un rincón de la cocina, Amina va reaccionando ante estas palabras y comienza a reivindicar su dignidad, pero, ella misma, Amina, le hace ver a Isabel la realidad de su vida y también la hace ir reflexionando  para posteriormente tomar decisiones en pos de recuperar su dignidad.
Por último, comentar que a algunos no gustó el final de la novela, que fue tachado de poco creíble.
Para terminar, agradecer la visita de Rosana, antigua lectora del grupo, que en cuanto sus niños se lo permitan se volverá a enganchar.

Terminamos la reunión con la lectura del cuaderno viajero por parte de José Manuel y con el reparto de “Si el corazón pensara” de Antonio Rodríguez Almodóvar, próximo libro a comentar. 

Carmen Gómez (coordinadora)

17 mar. 2017

El club “Manantial” comenta “Si el corazón pensara” de Antonio Rodríguez Almodóvar



Si el corazón pensara se detendría” Fernando Pessoa


El pasado martes, 14 de marzo,  se reunió el club de lectura Manantial para comentar una novela ambientada en el cercano pueblo de Villanueva de las Águilas - identificado por todos como Alcalá de Guadaíra- lugar en donde nació su autor, Antonio Rodríguez Almodóvar.
Una reunión amena y mucho más divertida de lo esperado por los comentarios picantes hacia las aventuras de Currito Domínguez, Rosa “la culona” y la prima Amparito, así como por el famoso informe titulado “La orquídea roja”.
Con mucha ironía el autor se acerca a esa España de posguerra llena de hipocresía, de rancios valores y de miedo. Una tragicomedia que nos ha hecho reflexionar, aprender, reírnos y sentir indignación ante tantas atrocidades cometidas.
El grupo ha disfrutado mucho de esta lectura, en la misma ha encontrado muchos elementos identificadores  de nuestra cultura andaluza, así como el conocimiento más profundo de nuestra historia más cercana y la explicación de hechos que a todos nos sonaban, si bien no acabábamos de comprender a fondo.
 Puesto que el autor se reunirá con los lectores el próximo 25 de abril, no queremos avanzar los contenidos de esta reunión en la que analizamos personajes, ambientación, determinadas escenas y algunas anécdotas relacionadas con la lectura del libro ya que restaría frescura al encuentro. Tras la visita de Rodríguez Almodóvar realizaremos la crónica.

Carmen Gómez (coordinadora)



14 mar. 2017

Charlotte

Charlotte Salomon pintando en el jardín de la casa en Villefranche-sur-Mer (Sur de Francia), año 1939 aprox.

El pasado lunes, 13 de marzo, se reunió el club de lectura Ladrones de libros para comentar la novela de David Foenkinos, Charlotte. Se trata de un libro singular que ha conmovido a todos los participantes por su fuerza narrativa, su emotividad y su modernidad. David Foenkinos descubrió por casualidad la obra de una excepcional artista, Charlotte Salomon hace más de una década en una exposición en Berlín, y describe este hallazgo como el más contundente de los enamoramientos, surge así este libro que no es más que la historia de esta fascinación, de la idolatría que el escritor siente por la artista. Se trata de una biografía emocional en la que se desgrana la vida de una pintora judía de origen alemán, que vivió el ascenso y plenitud del nazismo y que arrastraba un terrible legado familiar. Charlotte Salomon creó una obra muy compleja ¿ Vida o teatro? en la que se mezclaba pintura, teatro y música y lo hizo en las circunstancias más adversas, la creación artística  se convirtió en su tabla salvadora.
Tanto o más que por su historia, el libro ha sorprendido al grupo por la forma escogida para relatarlo. Foenkinos dispone de frases breves en estilo directo que se suceden a modo de versos libres formando un poema narrativo. Al igual que su heroína inventó en cierto modo una forma de hacer arte, el autor experimenta con las formas e innova en el estilo creando una obra poderosa, con una cadencia y un tono casi confidencial que hace que cada lector sienta esa especie de flechazo y no pueda dejar de pensar en Charlotte durante semanas.

Almudena Trujillo (coordinadora)

10 mar. 2017

Cosas de niños en un mundo adulto



En el último mes, los integrantes del Club de Lectura Los Rolirepa han experimentado un viaje literario con paradas en el  juicio final, el paraíso y el infierno a través de la mirada de Arcadio, el niño protagonista de Mientras tuvimos alas, la  segunda novela del escritor onubense Juan Cobos Wilkins que comentaron el pasado día 8 de marzo.
Toda una experiencia muy satisfactoria, de manera general,  para los asistentes al encuentro, quienes confesaron haber disfrutado con su lectura, a pesar de tratarse de un regalo  de la literatura envenenado. Ya que, por una parte, embelesa su prosa poética, con un estilo muy depurado y elegante, pero, por otra, resulta complejo el seguimiento del hilo argumental del libro al carecer, quizás, de éste, apostando por reflexiones inconexas y que nos llevan de una a otra parte.
Las historias de Arcadio no han dejado indiferentes a ‘Los Roli’, algunos de los cuales se han traslado a su infancia con la lectura de Mientras tuvimos alas, ya que, de la misma generación que el autor, se han identificado con las referencias a aquella época. Una alusión temporal muy curiosa, ya que no se dan fechas aparentes del momento en el que transcurre el relato, ese verano tan importante en la vida de este niño con un soplo en el corazón y los ojos de diferente color, pero lo contextualizas por importantes acontecimientos históricos. La llegada del hombre a la luna o la muerte del general Franco.
Juan Cobos ha logrado, siendo una tarea difícil, que el personaje de Arcadio se muestre como el niño que es entre las páginas de esta novela. No teniendo la sensación, como ocurre en la mayoría de libros protagonizados por menores, que parece que son adultos los que hablan por boca de los niños protagonistas. Es más, en la estructura de la novela, las historias o anécdotas de Arcadio van de uno a otro lado, como los pensamientos de un chico de su edad, a salto de mata.
Mientras tuvimos alas habla de esa etapa en la vida de un niño en la que parece tomar contacto, su primera experiencia, con el mundo adulto, con la vida real, a pesar de vivir entre algodones como hijo único en el seno de una familia acomodada. Una iniciación marcada, como no podía ser de otra forma por el deseo y la muerte, dos aspectos muy presentes en la vida del ser humano. Como lo es también la soledad, muy bien abordada en unos personajes, como se comentó en la reunión, que a pesar de no estarlos, en el sentido estricto de la palabra, parecían vivir en soledad.
Una sucesión de personajes muy bien marcados o definidos, muy peculiares, entre los que llamaron mucho la atención la figura del Padrino, por su ambigüedad, las tías abuela, por lo humorístico de sus perfiles, o, por ser tan enigmáticas,  la mujer contadora de olas y la prima Laura Llewelyn, desaparecida en su infancia de manera extraña.

Mientras tuvimos alas será uno de esos libros que, aunque en una primera lectura no calan  en profundidad,  dejan su huella en los que se sumergen en su lectura. Que no pasa desapercibido, aunque, al cerrarlo, tras la lectura, te queda la sensación de que sólo son cosas de niños en un mundo de adultos.

Fran Ricardo (coordinador)

8 mar. 2017

Cuentos desde el corazón



En la sección infantil de la biblioteca Pedro Laín Entralgo se ha organizado un centro de interés que responde a una temática muy demandada por padres y educadores: Las emociones. Por suerte la sociedad cada vez está más sensibilizada con la importancia de educar las emociones desde temprana edad. Las editoriales también se han hecho eco de la importancia y creciente interés por la educación emocional y han empezado a proliferar muchos libros sobre emociones. Por ello, desde la biblioteca hemos decidido agrupar algunos materiales en este centro de interés específico que se llama Cuentos desde el corazón y que incluye cuentos que emocionan y que nos acompañan en nuestro crecimiento emocional y social, pero sin olvidar la función principal de la lectura en la infancia, que es divertir, sorprender y enganchar al lector.

Almudena Trujillo