26 ene. 2012

Los que roban libros y regalan palabras leen «El Lector»

En la primera reunión de este año de la lectura 2012, el club de Los que Roban Libros y Regalan Palabras dieron la bienvenida a un nuevo invitado. No, no hablamos de un nuevo lector o lectora ávido o ávida de nuevas lecturas compartidas, sino de un nuevo acompañante para los miércoles de reunión. Hablamos del té, que endulzó y puso un poco de sabor afrutado y aromas orientales a un encuentro en el que nos sentábamos en torno a la lectura de El Lector de Bernhard Schlink.

Una lectura que había dejado una sensación extraña entre los asistentes, ya que, de entrada, como comentó Curro, “tenemos una imagen fea en nuestras cabezas de todos los personajes que están relacionados con el fascismo” y la protagonista del libro lo está. Por eso lo de la sensación extraña, ya que, a pesar de esta vinculación, en la mayoría de los lectores el personaje de Hanna no crea una animadversión extrema hacia su persona. Una de las ideas que planeó por la sala durante el encuentro es lo fácil que es juzgar los hechos desde otra época, pero no cuando se vive en ese momento. Estos nos llevó a plantearnos de si Hanna era consciente o no de lo que había hecho, planteándose por parte de una de las compañeras, Ascen, si no me equivoco, la importancia en la historia del juicio para que la protagonista fuese consciente de lo que había pasado, lo que la impulsó, una vez en la cárcel a interesarse por el holocausto nazi.

La importancia vital que tiene en Hanna el vacío educativo que se apodera de su vida o lo necesario que es en la vida la literatura, por las alternativas que te ofrece, fueron otros de los temas que centraron el debate literario hasta que otro de los integrantes, el compañero Antonio, fue el encargado de romper la veda y sacar a la palestra el tinte erótico del libro por la relación que establecen el joven lector en voz alta y la analfabeta. Cuestionándose entre unos y otras si, como está planteado en el libro, se muestra la relación de ellos dos, teniendo en cuenta que el chico era menor, como algo depravado o natural. Unas optaron por lo primero y otros por lo segundo.

Quizás por lo difícil que resulta en esta sociedad tratar abiertamente el tema del suicidio, este apareció al final del encuentro, como si la cosa no fuera con él, centrando, eso sí, los últimos minutos, largos minutos de la reunión. Si la vida de Hanna fue una cobardía o si fue realmente consciente con sus actos, incluso en lo del suicidio, dividió las opiniones de los lectores, planteándose los motivos que lleva a una persona, como en el caso de Hanna, a decidir acabar con su vida. “Un suicida no se persona, se culpabiliza”, sentenció Curro.

Con este regusto amargo, sólo endulzado por el té, los Rolirepa dejaron atrás El Lector para sumergirse hasta el día 22 de febrero en la lectura de Me llamo rojo del Premio Nóbel de Literatura, Orhan Pamuk. Un libro, estamos seguro, dará mucho que hablar en nuestra próxima cita.

25 ene. 2012

«Amores contrariados» y Zenobia.

El 24 de enero, 2012, se reunió el grupo de lectoras ZENOBIA para comentar la primera lectura de este año de un club de lectura que viene funcionando desde el año 2003.

El libro reúne tres de los últimos relatos de la autora francesa Colette (1873-1954).quien los escribió durante el transcurso de la II Guerra mundial, cuando la autora tenía 70 años y dominaba perfectamente su escritura y estilo.

Son relatos que versan sobre el amor en distinta facetas: El cincuentón con la niña, el fracaso de las dos parejas y el ansia de venganza de una de las mujeres del último relato, la mujer madura y el joven militar. Todos, amores contrariados.

La lectura de este libro no ha sido del agrado de la mayoría de las mujeres del grupo- alguna dijo -un libro con mucha pluma y poco corazón-, aunque hay que aclarar que las lectoras que sí han sabido conectar con estos relatos se han mostrado apasionadas defensoras de la autora como escritora consagrada que les ha hecho disfrutar enormemente.


La reunión se inició con el cuaderno viajero que esta vez llevaba Aurora. Tras una introducción a la historia de este club y palabras de elogio, Aurora pasó a comentar los tres cuentos, “El quepis” representa sobre todo la serenidad, “Luna de lluvia” representa la soledad y la dignidad y “el pimpollo” ha sido su cuento favorito, una aventura amorosa frustrada y ridícula entre una quinceañera que descubre los secretos del cuerpo masculino de forma natural y espontánea y un cincuentón que sabe muy bien hasta donde puede llegar , una diferencia de edad y clase social que hace que el hombre se avergüence al intentar contar a la autora su frustrada aventura.

Tras una ronda de intervenciones en la que algunas asistentes confesaron no haber terminado el libro, se comentaron los siguientes puntos:


--El estilo literario. Se destacan sobre todo sus descripciones, el paisaje en el segundo relato, la casa y su decoración en el tercero y el retrato físico y psicológico de todos los personajes, a destacar el de las dos hermanas del último cuento, el del cincuentón que corteja a la niña y el de Marco “esa honrada víctima del amor tardío, de la sorpresa voluptuosa…que no pudo escapar de la trampa que le tendía su nueva condición”.

--Los sentimientos de los distintos personajes: amor, pasión, deseo de venganza, nostalgia, soledad, envidia

--La vida de la autora

--El tema del amor y sus distintas caras.

Se leyeron pasajes y se comentaron algunos sucesos desde distintos puntos de vista.

Algunas preguntas quedaron flotando en el aire.

Este grupo se reunirá de nuevo el 14 de febrero a las 18.30 para comentar:

“Una lectora nada común” de Alan Bennett.

23 ene. 2012

De Curro para el club de lectura «Los que roban libros y regalan palabras»

Ficción, dolorosa ficción la que divide,

artificio a valorar y defenderse

cada vez que recurrimos a separar

el Mundo de las Ideas

del Universo de los Sentidos.



Conocer, diferenciar entre siento y pienso

escuchar la lucha entre cerebro y corazón,

distinguir lo espiritual de lo somático,

preguntarnos lo que no siempre

queremos respondernos.



Querer, vivir, envejecer comprendiendo

que solo por comodidad y un poco por tradición

dividimos en psique y soma, en cuerpo y alma,

es la clave que resuelve el verdadero enigma.



Que la vida es única, indivisible

que entre locura y cordura

entre amor y odio

solo está la libertad

que con todos sus «peros»

incluso en la enfermedad

nos hace humanos.

17 ene. 2012

"El penúltimo sueño" de Ángela Becerra es comentado por el Club Manantial.

El pasado 10 de enero, 2012, tuvo lugar la reunión del grupo Manantial dedicada al comentario de la novela “El penúltimo sueño” de Ángela Becerra.


Si bien la coordinadora había presentado el libro advirtiendo que se trataba de una novela almibarada y alejada de ser considerada obra maestra, sino más bien una obra de entretenimiento. Se encontró en la reunión con apasionados defensores de la misma que elevaron el tono de la reunión a temperaturas bastante más cálidas de lo que viene siendo habitual.
A pesar de sus casi 500 páginas todos coincidían en que la novela tenía un punto de “enganche” que algunos denominaron “morbo” que, unido a su fácil lectura, consiguió que todos la leyeran en su integridad.

La reunión se inició con una rueda de intervenciones, sólo tres personas coincidieron en que no les había gustado. Tras la misma, se pasó a debatir el tema del amor a través de las historias de amores paralelos que va tejiendo la autora: tipos de amor, credibilidad de las historias, coincidencias, tipos de enamoramientos, el amor como motor de transformación, el amor platónico, amor en la vejez, similitudes de la novela con “El amor en los tiempos del cólera”.

Se argumentó que algunas situaciones eran llevadas a una idealización exagerada, pero se rebatió diciendo que precisamente esto era el idealismo mágico.

Se comentaron algunas situaciones inverosímiles como la del piano en el hospital, el mensaje escondido en la tecla, la supervivencia de aquella misma mesa en aquel mismo “ventorro” de playa, pero alguien dijo que se trataba de una “melodía orquestada” por la autora a lo largo de toda la novela.

Acerca de los personajes también hubo discrepancias, desde aquellos que los consideraban personajes planos manejados por la autora a su antojo-excepto el personaje de Andreu- hasta los que veían en los personajes prototipos humanos que albergaban sentimientos llenos de romanticismo.

Una reunión muy viva, acompañada una vez más de merienda de dulces, pastas y otras aportaciones de los miembros de este grupo cada día más consolidado.

Se les entregó la novela “Seda” de Baricco para comentar en la próxima reunión que tendrá lugar el 31 de enero a las 18 horas.

Antes de marcharnos M. José Valverde nos regaló la lectura de los textos que había elaborado para el cuaderno viajero de este grupo. Una aportación exquisita aplaudida por todos.




Los lectores opinan sobre "Una lectora nada común" de Alan Bennett.





Opinan los lectores:

“Entrando en materia, y respecto al libro que nos ocupa, decir que ha sido un libro de mi gusto.- Se trata sin duda más que de una novela, de un relato o un cuento, donde lo más destacable es sin duda

- el personaje principal, la Reina de Inglaterra, y

- el hilo conductor: la lectura y el poder que ejerce en quien profundiza en ella.

Se trata de un libro con poco continente y mucho contenido. Es necesario leerlo varias veces para alcanzar todos los matices, que creo nos propone el autor.

Sobre todo es un libro de crítica:

.- Crítica a la realeza, en la figura de una mujer regia, autoritaria, y hasta fría diría yo. Pero también comentar que propone un personaje mas suavizado por el efecto de la lectura, hechizado por la Literatura, la cual consigue a través de las biografías, vivencias y sentimientos de otros, humanizar la figura de esta mujer, que en un momento dado incluso produce pena. (véase la conclusión a la que llega después de la visita de Sir. Claude). Los libros consiguen humanizar y modificar la conducta de la figura de la Reina (véase la frase: "No pones la vida en los libros. Encuentras la vida ellos")

También es crítico con la clase política del país, con los abusos de poder, (véase como quitan de en medio a Norman, cuando creen que está ejerciendo malas influencias en la reina) y por supuesto, pone de manifiesto la poca cultura general de la gran elite gubernamental, que a duras penas conoce a los escritores leídos por el personaje principal.

Se trata sin lugar a dudas de un claro exponencial del humor inglés: donde las herramientas del autor son la ironía y la crítica, pero todo ello en un marco de refinamiento, con un cuidado uso del lenguaje y de las normas sociales. Un humor inteligente, y no por ello menos punzante y reivindicativo.

El final me parece glorioso. El discurso de la Reina, es el discurso del autor (Véase; cuando la Reina congrega a todos aquellos que la han aconsejado durante su reinado) Se nos muestra un nuevo personaje repleto de madurez y conocimiento, y como no, haciendo gala de ese humor inglés: guardándose una as en la manga: SU ABDICACIÓN en pos de la escritura de un libro.

Para finalizar diría que existen otros muchos temas que el libro pone de manifiesto, y que no puedo abordar, porque convertiría mi intervención en demasiado extensa. Como propuso Mª Carmen analizar algunos de los escritores que aparecen y algunas de sus obras es algo elemental para un mayor conocimiento del libro.

Espero disfrutéis del análisis de esta pequeña obra maestra de la ridiculez y la ironía, pero eso si, manteniendo la postura y la compostura y con una buena taza de te en la mano y unas pastitas dispuestas a ser devoradas. La escenografía es perfecta.- Un saludo para todos”

M. José Valverde




“Una lectora nada común me ha parecido un libro muy irónico y simpático. Es sorprendente el poder de la lectura, capaz de transformar a una persona tan rígida y tradicional como la reina de Inglaterra. La lectura nos abre la mente, de ahí el miedo de los cortesanos a que la reina se salga de su papel y se humanice. La

Monarquía británica se ha mantenido tantos siglos gracias al protocolo y al alejamiento de sus súbditos. Si cambia la reina todo se tambalea. Lo malo ha sido no conocer a la gran mayoría de los escritores que se nombran en el libro. He sido un poco vaga para buscarlos.”

Saludos

Mª José Lozano


11 ene. 2012

El club de Ana comenta «La soledad de los números primos» de Paolo Giordano



El día 10 de enero a las 18.30 horas en el Salón Multiuso de la Biblioteca, se reunen 12 integrantes del club de lectura para comentar el libro.

Empezamos creando ambiente, dando un vistazo a varios libros sobre Italia, ya que la historia se sitúa en una ciudad italiana en la época actual.
Nos adentramos en ella partiendo de la génesis del libro, que son dos historias que viven cada uno de sus dos protagonistas principales cuando son niños que marcarán sus vidas para siempre, y por ende el resto del libro.
Dos personajes, dos historias y el amor entre ellos marcado uno por la pérdida de una hermana pequeña y la otra por un accidente de esquí. Son eso, como los números primos, condenados a estar cerca, pero no juntos.
A todas las integrantes del club les pareció una historia cruel, pero real, actual, que puede o podría pasar en cualquier familia, aunque a algunas les resultó que el final del libro perdía la fuerza que tenía al principio. Se trataron temas como el amor, la infancia de los protagonistas, la venganza, la enfermedad y la muerte. Todo ello, aderezado con un cappuccino calentito y un trozo de pannetone, muy a la italiana...